CUANDO KASPAROV LE GANÓ AL MUNDO

Volver

Entre junio y octubre de 1999, el ajedrecista Garry Kasparov venció al resto del planeta en un duelo vía Internet en el que se registraron 3.000.000 de jugadores pertenecientes a 75 países diferentes. El choque fue organizado por Bill Gates, dueño de Microsoft, y tuvo 62 movidas on-line en el periodo mencionado. La mirada de El Gráfico.

Fragmento extraído de El Gráfico n° 4173 del 28 de septiembre de 1999

KASPAROV CONTRA EL MUNDO

“En algún recóndito lugar de sus incontables mansiones desperdigadas por el mundo, escondido detrás de sus diminutos anteojos, Bill Gates ensaya una sonrisa de póster. El dueño de Microsoft -considerado el hombre más rico del planeta- tiene otro motivo, más allá del económico, para sentirse realizado. Con el enorme éxito del match de ajedrez Garry Kasparov vs El Mundo vía Internet, no sólo obtuvo una jugosa entrada de divisas, lo cual a esta altura representa apenas un detalle casi insignificante. Aquí el mayor logro es haber podido demostrar que el concepto de “aldea global” no es una frase virtual sino una realidad irrefutable. Los avances de la tecnología han convertido al mundo en un pañuelo y reducido su tamaño al de una bolita.

Desde el 21 de junio, día que se inició este curioso enfrentamiento, cualquiera con acceso a una computadora con Internet puede retar al actual campeón del mundo de ajedrez. No importa si esté en un campo de laPatagonia, en un cybercafé de El Cairo, en una oficina de Seattle o en un locutorio de Singapur”.

Texto publicado en El Gráfico n° 4177 del 26 de octubre de 1999

CYBERMAESTRO

“El cyberespacio ya tiene nuevo emperador: Garry Kasparov. Después de 123 días, el campeón mundial de ajedrez se quedó con el partido que, vía Internet, disputaba con los usuarios de la Web de todo el planeta. En 62 movimientos, el gran maestro se impuso en un final de damas. ‘La verdad es que me sorprendí del nivel de los participantes. La movida 10 atacando con la dama fue genial, tengo que felicitarlos… Esta ha sido una partida histórica’, se limitó a decir Garry desde su residencia de Moscú. Pero prometió que el miércoles 27 a las 14,00 (hora argentina) responderá, también por Internet, todas las preguntas en www.zone.com/kasparov, el sitio que ese gigante de la informática como es Microsoft creó para el evento como se sabe, los internautas de todo el planeta -asesorados por cuatro jóvenes expertos- elegían sus movidas a través de la Red y aquella que contara con mayor porcentaje de votos se llevaba a cabo. El Mundo tenía 24 horas para responderle a Kasparov.

Las estadísticas hablan por sí mismas: se registraron 3.000.000 de jugadores pertenecientes a 75 países diferentes; desde el 21 de junio, día de comienzo del match, se contabilizaron 300 millones de entradas. El dato curioso lo aportó Stephanie Hale, una británica de apenas 4 años que fue la desafiante más joven que enfrentó Garry. Otro detalle: en plena competencia, Kasparov participó del Magistral de Frankfurt y desde su computadora portátil les respondía a sus contrincantes virtuales.

Sobre el final, un manto de sospechas se apoderó de la partida. Fue cuando comenzaron a circular los rumores de que un hacker, utilizando varias identidades para votar, forzó al Mundo a votar equivocado en la jugada 50 y eso definió el match en favor del campeón. A partir de ahí, Kasparov dominó a su antojo al rival -pese a que ambos contaban con las mismas piezas: reina, rey y un peón- hasta que en la jugada 62 las negras se rindieron. Las dudas, sin embargo, no opacan el paso fundamental que ha dado el ajedrez. Por primera vez en un deporte, cualquier ser humano del planeta que se lo propusiera -sin importar las distancias- tenía acceso desde su propia casa a enfrentar a un campeón del mundo. Ganarle, está comprobado, todavía es imposible”.