HOUSEMAN: «A PELÉ LO ENFRENTÉ Y LE HICE UN CAÑO»

Volver
René Houseman visitó Deportea

René Houseman visitó Deportea

El histórico extremo derecho de la Selección Argentina, Huracán, River y otros equipos del fútbol argentino, participó del Ciclo de Entrevistas 2013 del Taller de Radio de Deportea, y dejó mucha tela para cortar. Habló sobre Maradona, sobre Messi, sobre Pelé y Cruyff. Además, relató sus experiencias cuando conoció a Juan Domingo Perón y a Néstor Kirchner.

Houseman expresó su fanatismo por Excursionistas y también reveló: “Era hincha de Excursio y de Boca. Lloré cuando expulsaron a Rattin en Wembley, pero el árbitro falló ahí”.

También contó cómo fue su llegada a Huracán y elogió a César Luis Menotti: “Fui a préstamo y a los 5 meses me compró Huracán. César Luis Menotti fue el mejor técnico del mundo. Fue mi padre”
Además contó cómo se manejaba con los dirigentes de Huracán cuando recién comenzaba: “Yo era rebelde. Cuando me debían plata iba a la noche a la concentración y si no me pagaban me volvía a mi casa y al otro día iba a jugar. Basile les decía a los dirigentes: ‘Dejalo que se vaya que mañana viene y la rompe’”.

Dentro de su relación casi paternal con Menotti relató una anécdota memorable: “Yo tenía que estar concentrado y no fui porque terminaba el campeonato por plata en el barrio y justo llega el flaco y yo estaba sentado ahí en el suelo y me dice: ‘¿Qué hace acá usted, cómo no está jugando?’ y le contesté: ‘Mire lo que es el que está adentro, es un fenómeno’.

Si bien sus años más gloriosos fueron en Huracán, el Loco contó cómo fue su paso efímero por River: “Llegué en colectivo, era uno más. Seguía siendo humilde. Me agarró la fiaca de entrenar todos los días porque estaba pesando como 80 kg. Pedí permiso para irme dos o tres días a Santiago del Estero y me quedé 15 días. Ahí me dieron un voleo… no me dejaron entrar más al Monumental”

Sobre la controversia de si la Junta Militar tuvo incidencia en la obtención del título en el Mundial 1978, Houseman manifestó: “No vi que Videla cabecee, no vi que Massera patee un córner ni que Agosti patee un tiro libre. Lo que vi es que contra Perú entramos a la cancha once contra once y a los siete minutos hubo un tiro en el poste”.

Además, contó que tuvo un encuentro con Juan Domingo Perón en 1973: “Darle la mano a Perón no es lo mismo que darle la mano al hijo de su madre de Videla. Cuando murió Perón me quería volver del Mundial de Alemania. Fue el líder máximo de todos los argentinos”.

Hace algunos años, también pudo conocer a Néstor Kirchner, que en ese entonces era Presidente de la Nación. Sobre aquel encuentro comentó: “Me puse traje para ir a la Casa Rosada. Durante los 40 minutos que estuve ahí temblaba, imaginate conocer a Kirchner, Presidente de la Nación, que te abrace, te esté elogiando. Me emociono ahora, imaginate en ese momento”.

Cuando se le consultó por el mejor jugador que había visto, su respuesta fue tajante: “Messi me sorprendió mucho. Me hizo ver fútbol de verdad. Después el gordo vigilante este (en referencia a Maradona). Se portó mal, tuvo una actitud muy fea para conmigo y ahí le tomé idea y ya no lo puedo ni ver, pero yo separo las cosas, Messi para mí es superior a Maradona. Otro que fue un gran jugador fue Cryuff. Pelé no tanto, yo lo enfrenté y le hice un caño”.

También contó su pelea y reconciliación con Daniel Alberto Passarella: “Passarella es el uno. Como persona es el uno y como futbolista es el uno. Estuve peleado por un malentendido que después se arregló. Le había ido a pedir ayuda porque justo había fallecido mi mamá. Justo River había perdido con Newell’s y yo estaba en el vestuario y me salió con un martes 13 y yo le salí con dos martes 13 y me fui. Un día nos reunimos los campeones del mundo en el restaurant que él tenía con Gallego y viene como para hablarme, yo ya había agarrado el cuchillo por las dudas. Me pidió disculpas porque ese día el estaba muy mal porque River había perdido como local con Newell’s”.

Por último, reflexionó sobre su rehabilitación de la adicción al alcohol: “Yo no tomé mucho, no quedó nada de Mendoza nada más. Sería otra persona capaz, habría aprovechado otras oportunidades. Hace 21 años que no tomo. Es un bien que me hice yo y para mi familia también. Ahora soy consciente y sé lo que hago y digo”.

LOS ALUMNOS QUE LLEVARON ADELANTE LA ENTREVISTA:
Guillermo Ibarra, Florencia Torres, Agustín Romero, Luciano Garzo, Luciano Di Grazia y Jeremías Rodríguez Albert.